La evolución de las gordas en la moda – 2

La segunda fase de la adaptación a ser gorda fue difícil. En mi caso sufrí pequeñas crisis de identidad. Todo se resumía a que yo quería ser diferente y a mi alrededor la ropa que las tiendas me ofrecía era más de lo mismo. Prendas oscuras, anchas sin forma ni gracia ninguna. Yo que siempre fui la rara y me enorgullecía serlo… En esa búsqueda de la rareza me topé con el mundo urbano. Empecé a jugar con los pantalones…