Heil Coño

Por hacer en un centro social comunitario la sugerencia de que los útiles de fregar no se deberían de guardar exclusivamente en el baño de mujeres, me tildaron, medio serio medio en broma, de feminazi. Término despectivo muy de moda para, por una parte intentar desacreditar a quienes luchan por la igualdad. Y por otra para designar a quienes se radicalizan hasta desprestigiar la misma causa por la que tan vehementemente luchan. No me gusta nada el término. Aún no…