Comida de gordas

Poneos en situación: abrís instagram, mirais quien os ha dado like (todos y todas tenemos nuestro punto egocéntrico), comprobamos la última foto de nuestro crush, chafardeamos que hace nuestro ex (un clásico, no lo niegues) y pasamos a mirar fotos random. Hasta aquí todo como siempre. Entre foto y foto, os aparece la de la típica influencer pseudofamosa (vale también para sexo masculino) con par de amigas, todas cortadas por el mismo patrón: mechas rubias, Louis Vuitton, modelito de Zara,…