Poema Cuerpos que Molan

Otra noche, llora en su habitación
la soledad marca su panorama;
misma vida, igual situación
su mundo se antoja en drama.

No quiso ser una persona diferente
pero la sociedad encasilló su físico;
juzgando su cuerpo cruelmente
rompiendo su alma de modo crítico.

Su delito, no ser una figura delgada
su castigo, soledad e indiferencia;
los ojos del odio clavan su mirada
en el sentimiento de su vivencia.

Pensaba que era culpable
que sus kilos eran parte de una condena;
viviendo en un entorno poco favorable
sintiendo su vida, una comedia lacrimógena.

Un día, “Cuerpos que Molan” llegó a su vida
vio, que había más gente en su situación;
comprobando que su belleza estaba escondida
y que su cuerpo no merecía prohibición.

Entraba en Instagram buscando desconectar
#cuerposquemolan acabó en favoritos;

el positivismo se empezó a inyectar
incluyendo autoestima en sus requisitos.

Las lorzas siguen ancladas en su figura
pero ahora, las mira con otro sentimiento;
su energía se ha vuelto más limpia y pura
no existe el miedo ni remordimiento.

Adora su cuerpo por encima de las criticas
ha asumido que debe quererse y valorarse;
se ha liberado de esas compañías tóxicas
que, impedían a si mism@ poder amarse.

Poema Javier Alonso. Blogger
Un conejillo de Indias

Written by 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *