Yo rolliza y el con six-pack

Nos conocimos en el insti, nos presentaron y en ese instante no me di cuenta , ya nos conocíamos!!

Empezamos hablando por Messenger (ya no existe, verdad?) ambos con las intenciones muy claras; él flechado por mi prima y yo prendada de un amigo suyo.
Pasábamos largas horas planeando como actuar, ayudándonos para que todo fuera un encuentro casual.
Con el tiempo (hay que puntualizar) en unas semanas yo conseguí mi “objetivo” con la sorpresa de no ser lo deseado/soñado/anhelado. Vaya decepción… mi primera cita fue brusca, él alto y con cara carita celestial resultó ser áspero y muy basto, un perfecto Don Juan al estilo de Tirso de Molina.
Por aquel entonces tenia 15 años (ahora 32) y después de mi pésima cita no dejaba de pensar en mi compañero celestino.
Necesitaba tenerlo cerca, online mi corazón daba rienda suelta a mis manos, pero cuando estábamos solos me castigaba comparándome con chicas mas delgadas, me autoconvencía que él nunca se fijaría en mi.
Él taheño con motitas y six-pack incluido (siempre ha sido muy deportista) actualmente licenciado en educación física, triatleta y yo… una morenaza muy rolliza, alta como un pino tonta como un pepino, porque por aquel entonces y hasta hace mas bien poquito, he demostrado mucha inseguridad con mi físico.
Sin ser muy conscientes las intenciones y las conversaciones fueron cambiando y ambos empezamos a proyectar un nuevo camino.
Después de 16 años me sigue queriendo tal y como soy, y aunque nunca lo he puesto en duda, siempre me ha costado entender como no le molestan mis curvas, me autoflageaba pensando que él seria mas feliz con otra, con un par de tallas menos.
Hay que decir que nunca me ha presionado, que con sus caricias y atenciones se ha encargado de recordarme cuanto me quiere, acompañándome siempre en esos días no tan positivos y esperando paciente verme resurgir como el Ave Fénix.
Porque aunque en cada uno de esos días en los que nuestra autoestima y nuestros pensamientos se ven sometidos a tanta tensión, debemos buscar una oportunidad para crecer, para autoevaluarnos y aprender a equilibrar.
Aunque no es tarea fácil, no lo pienses, VIVE!! No te juzgues, ni te castigues, ábrete a nuevas experiencia y sensaciones, escúchate y visualiza tus metas, el mayor reto aquí, esta en ser uno mismo.

@celdestiu

Written by 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *