El siguiente paso…

¿Cómo estáis mis molones/as? Yo, la verdad que genial, muy feliz… Después de tanto tiempo y de tantas cosas… Bueno, eso para después, ahora vamos a seguir por donde lo dejamos.

En el último post que os escribí sobre la endometriosis os contaba un proceso por el que tienes que pasar cuando de manera natural no puedes tener hijos y con inseminación artificial tampoco, la fecundación invitro.

Durante un tiempo, tienes que ponerte unas inyecciones tú misma, en la tripota, estés donde estés, siempre a la misma hora. Cada dos días volver al hospital, hacerte un análisis, una ecografía vaginal y que vean si el tamaño de tus óvulos coge un tamaño óptimo. Lo cierto es que es un poco coñazo pero sabemos que quien algo quiere, algo le cuesta…

Después de varias inyecciones y varios días de hospital, cuándo tus óvulos tienen buen tamaño, te mandan ir a la punción ovárica (que es la extracción de óvulos). Para ello debes pasar previamente por anestesista ya que tienen que dormirte. A mí me hicieron la extracción el 10 de enero de este año, 2018.
He de decir que lo pase fatal, no por la extracción, si no porque cuando salía de quirófano me inyectaron un par de medicamentos y alguno me dió alergia y sufrí un shock anafiláctico. Además de todo eso, la doctora anestesista, creyó conveniente bajar mi tensión que estaba un poquito alta (por los nervios) y me la bajo tanto que me dejó echa una mierda… Yo fui para algo que duraría pocas horas y gracias a todo esto, estuve allí desde las 8 de la mañana, hasta las 6 de la tarde. Por suerte estaba de vacaciones porque al día siguiente estaba echa polvo…

Dos días después, el día 12 de enero sería el traspaso de embriones. Algo en lo que por desgracia también lo pasé fatal. Éramos 5 chicas que íbamos para eso, todas citadas a las 12 de la mañana. Teníamos que entrar con la vejiga llena, eso suponía empezar a beber agua mínimo media hora antes de la cita, pero claro… Todas estábamos citadas a la vez ¿Sabéis quién fue la última en entrar? ¡Exacto!
¡Fui yo! Empezó a dolerme la tripa y se me pasaba al riñón, no pude aguantar y tuve que hacer pipí. Volví a beber y seguían sin llamarme, otra vez mala y otra vez hice pipí. Esa fue la última y por fin me llaman, pero yo estaba descompuesta de dolor, sobre todo en el riñón…

Después, el traspaso fue bastante rápido pero estaba con dolor y me costaba relajarme, finalmente lo consiguieron y me mandaron a casa a descansar… Mientras tanto tenía que seguir (y sigo) “tomando” progesterona. Y lo digo entre comillas porque no lo tomo vía oral, tengo que ponerlo vía vaginal. La progesterona es una hormona que te ayuda a retener el embrión, aunque no es milagroso…

Me dan cita el martes 30 para la beta, el análisis de sangre dónde comprueban si estás embarazada y me dicen que al día siguiente me llamarían con los resultados. He de confesar que un par de días antes, el 28, me hice una prueba casera porque no podía esperar más…

El día que me llaman, me dan la noticia (que yo ya sabía) “¡Enhorabuena! ¡Estás embarazada! Tu beta ha sido muy alta”, a lo que yo pregunto si eso significa que vienen dos bebés, la enfermera me dice que hasta que no me hagan una ecografía no lo sabremos pero que mis niveles son muy altos. El caso es que hasta el 13 de febrero no tengo cita en el hospital, así es que aún no sé si vienen 1 o 2 bebés… A mi me parece que desde el día 31 que me dan la noticia hasta el 13 son muchos días de espera ¿Verdad? Deberían citarme antes ¡Jo!

Llego el día 13 a consulta y me hacen una ecografía, en un embarazo normal, suelen esperar a la semana 12 pero digamos que mi caso (como el de otras muchas mujeres) es un poco más especial. Me confirman que solo hay un bebé, ya tiene latido y que todo va estupendo. También me dicen que los embriones que se quedaron congelados, no sirven, tuvieron que deshacerse de ellos, por lo que si este embarazo fallara, tendría que volver a empezar… Espero que eso no pase por supuesto porque además me dijeron que mi endometriosis me tenía fatal, que durante el embarazo no voy a tener dolor porque el endometrio se paraliza pero que después tendríamos que plantearnos muchas cosas. Incluso me dió a entender que si esta vez no funciona tal y como están las cosas por ahí dentro, no saben si podría volver a pasar por esto…

Pero bueno, penas a parte, ahora estoy feliz, he conseguido mi sueño, estoy embarazada, muy positiva, mi familia está conmigo, mi chico está como loco y mi “lentejita” va creciendo que es lo más importante de todo…

En futuros posts os contaré más cositas que si no este se alarga muchísimo, aunque lo tengo escrito desde hace un tiempo porque quiero esperar un poco a contarlo. Después de que lo sepáis, os iré contando el paso a paso o por lo menos las visitas al hospital.

Mil besos!

Mi primera eco…

Written by 

Cofundadora. Gorda de nacimiento con 34 años de experiencia. Ahora además molo.

2 thoughts on “El siguiente paso…”

    1. Me lo dijeron después!! Este post es que lleva un tiempo escrito… En el siguiente creo que ya saldrá a la luz jajaja. Todo va genial, gracias guapísima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *