Odio versus Tetas

Un pezón femenino me acosó por internet. Un pezón femenino me insultó y trató de humillarme. Un pezón femenino me amenazó de muerte. Un pezón femenino me robó mi cuenta de Instagram y envió a mis contactos mensajes molestos.

Seguramente ya estás pensando que me han echado droga en el colacao, o que ya finalmente se me ha ido la poca cordura que me quedaba. Pero mientras que acosadores, ladrones de cuentas, machistas y otros odiadores campan sueltos, los pezones, sí, los pezones FEMENINOS son sistemáticamente censurados.

Que digo yo, qué tienen mis pezones que no tengan los de cualquier chica… Bueno, algo de pelo, quizás. Si es que encima los míos son mas feúscos… pero pueden salir, y salen, en mis redes sin que nadie los denuncie. Mis pezones son inofensivos, no hieren sensibilidades, debe de ser que los tengo muy bien educados.

Mensajes machistas, violentos, cargados de odio, gordofobia, acoso, insultos… viven en libertad. Unas veces en privado, otras tranquilamente, en abierto… fotopollas no deseadas, que vienen de iluminados con tanto raciocinio, que son capaces de pasar de “puta” a “estrecha” en 0,7 segundos… Bravo, qué elocuencia, mentes de pocilga sin dignidad ni respeto.

Pero si te atreves a subir una foto de un pezón femenino… ¡sacrilegio! Y si encima tu cuerpo no es “normativo”, entonces ya ¡qué escándalo! Porque todos sabemos que es mucho mas peligroso lo que no gusta que lo que hace daño. Eso sí, la brutalidad con los animales… es mucho peor un par de tetas, claramente

Y qué fácil, pero qué fácil, es dejar de seguir a quien no te gusta. Llámalo unfollow, paso de tí, o un “melaspiro”, llámalo como quieras. Pero ¿insultar y denunciar? Una herramienta tan útil para luchar contra las injusticias, el acoso y el spam, acaba siendo usada como arma arrojadiza. Principalmente, por joder. Porque nos encanta joder. Y qué bien lo hacemos.

Dedicado a todas las mujeres fuertes de mis redes, que suben o intentan subir lo que les sale de ahí, a pesar de todo, a pesar de todos.

Written by 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *