SuperStay24h – Labiales fijos

Hoy os vengo a hablar de labiales. Más concretamente de los SuperStay24h de Maybelline y de lo geniales que son. Y no, no es ninguna colaboración ni me los regalan ni nada, los que tengo han sido comprados por mí y mi cartera da fe de ello. Por eso, no tendría ningún problema en decir que son una mierda no me funcionan si así fuera.

Son labiales líquidos y de larga duración. En mi opinión, los labiales con los que más horas me han aguantado los morros sin retocar. Resiste al calor, roces y humedad sin agrietarse. Además no mancha absolutamente nada.

 

Los labiales

 

El primer paso es aplicar el color, que en general los tonos que tengo pigmentan bastante bien. Además su aplicador en punta ayuda a que las torpes nos marquemos el corazón de una forma decente. El segundo paso es el bálsamo hidratante que, bueno, ahí está.

Por ahora tengo seis tonos, y todos los uso varias veces en semana. Son muy cómodos porque te maquillas por la mañana y aguantan todo el día sin necesidad de retoques. Por ponerle una pega, sería que no quedan mates del todo, es un acabado semi-mate o satinado.

El tono 130 (Pinking of you) es el más claro de los que tengo y el que menos utilizo. Queda un rosa bebé y bastante natural. El 135 (Perpetual Rose) es uno de mis favoritos, es un rosa que tira casi a magenta bastante alegre. El tono 185 (Rose Dust) es de mis favoritos para ir sencilla. Es un rosa tirando a nude que queda muy muy natural, perfecto para esos días que quieres ir con un look “no-makeup”. Este último a veces lo mezclo con el tono 250 (Sugar Plum) que es un color muy parecido, pero tirando más a rosado y con un acabado un poco metálico.

Llegamos así a mi favorito y el que más uso, el 260 (Wildberry). Es un color frambuesa oscuro que favorece muchísimo y que uso varias veces en semana, porque además es de los que mejor pigmentan. El último tono de mi colección es el 510 (Red Passion). En esta gama teneís dos tonos de rojos, este y el 515, pero me decanté por este porque le vi un rojo mucho más “puro”. No tira a naranja, ni a coral, ni a fresa… es un “rojo-rojo” (el color del Ferrari ese al que le pone ojitos tu chico).

 

Pros y contras

Lo que más me gusta de estos pintalabios es la durabilidad, aguantan tranquilamente doce horas sin moverse. No manchan nada, y pigmentan bien la mayoria (el color 130 que es el más claro que tengo es el que tengo que dar un par de pasadas, el resto perfectos). Tampoco se agrietan ni resecan el labio. El precio es bastante bueno, yo he comprado todos en mercadona o en perfumerías Douglas por entre 10 y 14 € (en mercadona están más baratos pero tienen poquitos tonos).

¿Contras? No es mate-mate, y a mí me chiflan los mates. El acabado al aplicar el bálsamo es brillante, pero según pasen los minutos veréis como queda satinado.

Truqui

Para mayor durabilidad, exfolia e hidrata los labios. Retira el exceso de bálsamo hidratante (o lo que uses) y aplica el color. Deja secar muy bien el primer paso unos minutos antes de aplicar el paso dos y podrás comer, beber y besar sin miedo todo el día.  Brendan Gaunce Authentic Jersey

Written by 

Cofundadora. Adicta al chocolate y a las historias. Antes era gorda y ahora gorda molona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *