De 103 a 76kg en 1 año, pero todo tiene un por qué.

Hola me llamo Exson y esta es mi historia.

La verdad es que siempre, pero siempre, he sido un chico gordito con muchos años detrás de nutricionistas, dietas, psicólogos, etc. Mi infancia siempre ha sido un poco complicada por el simple hecho de ser un chico obeso, ver que el resto de mi entorno no lo era y yo quería ser como ellos por que no me gustaba ser el niño gordo del que todos se reían o al que a veces la gente miraba y gritaba “moby dyck” cuando veían en la piscina, (la cual no disfrutabas apenas porque llevabas casi todo tu armario puesto para no enseñar nada que al resto no le pudiera dar motivo a insulto, pero aun así oías los comentarios de la gente).

Yo nací en Chile pero a los 10 – 11 años decidimos emigrar a España a buscar una vida mejor la cual uno siendo tan niño solo se imagina que viene a hacer amigos, jugar y poco más. La verdad es que en el transcurso de toda la E.S.O tuve una buena acogida de mis compañeros, pero el problema seguía siendo yo y mi peso; con pensamientos de se ríen de mí, hablan de mí, comentan lo gordo que soy… Ya estaba “emparanoiado” con ese tema.

Al pasar varios años después de acabar la E.S.O, al hacer un curso de grado medio y demás, ya no sentía que le estuviera dando tanta importancia a mi físico cuando estaba con mis amigos y esa sensación me gustaba, el problema era al llegar a casa y mirarme en el espejo. Buscaba toda solución posible para tratar de bajar de peso, que se estaba volviendo una obsesión, y me sentía desesperado. Entré en un proceso de leve depresión y tomé pastillas para acabar con dicho dolor o tortura, por suerte no era ni mi día ni mi hora de marchar.
.
.
.
Todo comienza un 11 de noviembre pesando unos 103 kg aproximadamente, decidí probar a apuntarme a otro gimnasio más de mi larga lista de gimnasios fallidos, para ver si por última vez al menos este me convencía y motivaba algo más, estuve varios meses entrenando un poco a mi aire hasta que llegué un día al gimnasio y uno de los entrenadores que había allí decidió hablar conmigo por si me apetecía probar las clases personales que daba para ver más resultados. Yo no estaba 100% seguro si lo quería hacer o no, pero decidí probar. Los entrenos eran al principio bastante duros, las dietas estrictas, pero me sentía bien por que veía que lo estaba haciendo bien y siguiendo todos los pasos que mi entrenador me estaba marcando.

Hoy actualmente ya ha pasado un año desde que me apunté al gimnasio Anytimefitness y peso 76kg. Ha costado, sí… y mucho. Pero ha valido la pena.

  Tre Flowers Authentic Jersey

Written by 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *