Mi historia con endometriosis

¡Hola molones/as!

Muchos/as ya me conocéis y conocéis parte de mi historia, pero para los que no, empezaré de nuevo aunque de manera un poco más resumida…

Todo empezó hace unos dos años más o menos, en una visita al ginecólogo. En principio fui para hacerme una citología y para una revisión ya que hacía unos años, me habían operado por primera vez de los ovarios. Allí le comento que llevo unos años intentando ser mamá pero que no lo consigo. Entonces decide mandarme al hospital de maternidad del Gregorio Marañón en Madrid.

Allí comienzan las pruebas de fertilidad. En un principio todo está bien, tanto mi chico como yo, pero deciden hacerme otra prueba. No recuerdo el nombre de dicha prueba pero sí que puedo decir que para mí fue lo más doloroso que he sufrido nunca. Esa prueba servía para ver las trompas. Después de investigar, deduces que ese dolor es debido a que las trompas no andan bien y así era…

Cuando voy a por los resultados, me dicen que tienen que operarme, tienen que quitarme la trompa izquierda porque está completamente seca. Aquí empieza mi pequeño calvario… Poco tiempo después me operan y cuando salgo del quirófano, lo que parecía una simple operación, resultó algo más complicado. Tuve que quedarme ingresada incluso. Cuando desperté y ya estaba algo consciente me dieron la noticia, me habían quitado las dos trompas además de algunos quistes más en los ovarios.

Te paras a pensar y dices, sin trompas me han dejado estéril, no podré tener hijos…

Al día siguiente la doctora que me operó, me dice que mi única opción es la fecundación in vitro. De manera natural imposible pero por inseminación artificial tampoco… Bueno, pienso “al menos tengo esa opción”, pero sinceramente he tenido días muy malos, pensar que eres estéril por lo menos para mí, no ha sido fácil.

Unos meses después de mi operación, vuelven los dolores y así llegamos al presente. Voy al ginecólogo, tengo un quiste de 8 centímetros en mi ovario izquierdo pero no se puede operar por mis cirugías anteriores… La doctora me dijo “tienes una tripa complicada”. Para tratar de que no me duela y que no me salgan más quistes ni engorde el que ya tengo, me tienen que poner un tratamiento con anticonceptivos, la píldora.

Además me cuentan que la endometriosis (que es lo que tengo) funciona así, hay a mujeres que les duele infinito y hay mujeres que no notan nada, si pensaban que saber eso me valdría de algo, se equivocaban…

El dolor agudo es síntoma de endometriosis

¿Es compatible la píldora con la fecundación? No, no lo es… Me vuelvo a derrumbar, pero decido no tomarlas hasta volver al Marañón y contarlo. Mis dolores cada vez van a más, paso el día entre pastilla y pastilla para los dolores y a veces no funcionan… Llega el día de volver al hospital, les comento lo que hay y me dicen que sin ninguna duda me tome la píldora, no se me puede operar porque de hacerlo tendrían que quitarme los ovarios y entonces sería imposible todo lo demás, pero la fecundación si se puede llevar a cabo.
Y llegamos al presente. Llevo casi dos semanas con la píldora y estos últimos días apenas he sentido dolor. El día 17 tengo cita con el anestesista para que dentro de poco me extraigan los óvulos. El 29 de diciembre tengo cita otra vez allí, tengo que llevar varios medicamentos inyectables que me han hecho comprar para el proceso. Tengo que perder peso (si no no me lo hacen) por eso os comentaba por Instagram hace unos días que no me quedaba más remedio que ponerme a plan y estoy contenta ya que llevo más de 3 kilos perdidos en no llega a dos semanas.

Empiezo a ver la luz al final del túnel, va ser duro, es un proceso complejo, puede que no obtenga el resultado que quiero pero nunca, nunca dejare de luchar. Detroit Tigers Authentic Jersey

Written by 

Cofundadora. Gorda de nacimiento con 34 años de experiencia. Ahora además molo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *