La evolución de las gordas en la moda – 1

Mi nombre es Cristina, tengo 26 años y como bien habéis leído en el titulo os podéis hacer una idea de cuál será el tema a tratar; y es que soy una obsesionada de la ropa, los zapatos y todo lo que se pueda poner uno encima. Durante mucho tiempo las gordas no hemos tenido opción de elegir ni tampoco gran variedad para escoger nuestros looks perfectos y es por eso por lo que yo estoy aquí. Haremos un repaso general años atrás hasta hoy. Intentaré ayudaros con las nuevas tendencias lo que puede ser top para nuestros cuerpos y lo que en mi opinión deberíamos desterrar, eso sí, siempre con todo el respeto, ya que cada una/o somos un mundo y los gustos gracias a dios son muy variados. Espero que os guste mi visión de la moda, que pasemos buenos ratos y entre todos formemos una bonita comunidad de moda y vivencias.

¡EMPEZAMOS!

Capítulo 1

Cuando empecé a tener noción de que mi cuerpo era más grande que el de mis amigas y compañeras del cole y que a mí la ropa no me quedaba igual que a ellas caí; ese fue el día en el que supe que era gorda. Eso cambió mi perspectiva de la moda ya que la libertad que antes tenía desapreció para dejar paso a las camisetas, pantalones anchos y el odiado sujetador para que “no marcaran mis michelines”; yo, que hasta ese día era un alma libre que iba por la vida sin nada que me resultara incómodo, con todo al aire y marcando todo lo que tenía que para eso estaba ahí, me di cuenta de que ya no podía seguir así. Toda la vida se nos han inculcado a las gordas que es mejor ponerte un saco que un vestido de licra y así crecimos, entre saco de papas y “mujer masculina” porque al final de lo que se trataba era de que no se notara de ninguna forma ningún rasgo femenino más grande de lo habitual, pero ni para bien ni para mal.

Tuve la suerte de crecer en una familia donde en todo momento me han dejado ser yo misma, me han dado la libertad de vestir como he querido y desde muy pequeña me diseñaba mi propia ropa y “tuneaba” mis zapatos. Así fui creciendo en un ambiente hostil (fuera de mi casa) , lleno de chismorreos y susurros sobre cómo iba o no iba vestida ya que mi peso era dos veces el de una niña “normal” de mi edad.

Total, que llegamos a la conclusión de que hace unos 10 o 15 años, no más (no estoy hablando de cuando mi abuela era joven, sino de cuando yo lo era y ahora tengo 26) las gordas estábamos estigmatizadas y con la obligación de tener que disimular por todos los medios nuestro cuerpo. La sociedad nos ha empujado siempre a escondernos entre telas oscuras, sin vida y anchas.

 

Con el paso del tiempo yo fui cambiando y al mismo tiempo que yo, la sociedad, pero de eso ya hablaremos en el siguiente capítulo. Espero que les haya gustado y que me acompañen en esta aventura que seguro que todas en algún momento hemos vivido y viviremos porque la moda nos acompañó, acompaña y acompañará siempre.

Mil besos para todxs.

Cristina (Ina para los colegas) Vontaze Burfict Authentic Jersey

Written by 

Gorda desde el principio de los tiempos pero mas feliz que una perdiz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *